Look of the day, travels, viajes

Processed with VSCO with c4 preset

¡Feliz viernes a todos!

El pasado fin de semana, como ya sabéis los que me seguís en las redes sociales, estuve en Oporto. Fui con dos amigas, mis amigas de Londres. Todos los años nos juntamos las tres y esta vez el destino elegido fue Portugal. Hizo sol todos los días y no me quité mis nuevas gafas de Sunpers Sunglasses.

Oporto nos encantó. Visitamos muchos sitios, como la estación de trenes, la librería Lello, la iglesia de San Francisco… Y comimos genial, queso, dulces, vino, bacalao… Y a un precio estupendo. Tenemos Portugal al lado y nunca había estado. Pero después de este fin de semana, ¡seguro que repito pronto! En mis Instagram os enseñaré también fotos de la ciudad, del tranvía, y de sitios a los que ir. Pero si queréis algo, ¡preguntad y encantada!

Para recorrer la ciudad quería ir cómoda. Por eso me puse calzado plano, aunque con algo de plataforma, en color blanco y con suela de esparto. Lo combiné con mi nuevo mono corto de color negro, con la espalda al aire y de manga larga de Shein. La tela es elástica y se ajusta perfectamente a la cintura. Los complementos no podían faltar ya que el look es muy sencillo. Las joyas de Crème Jewels que diseña mi amiga Sandra, con la que fui al viaje, y las gafas de sol de Sunpers Sunglasses. En su web podéis encontrar infinidad de modelos de gafas de sol. Gafas de sol de madera, estilo aviador como las mías, de lente plana, clásicas… y todas en diferentes colores, desde marrón o negro con cristales del mismo tono, a gafas de sol de colores con cristales de espejo. Es imposible no encontrar en su web el modelo perfecto, ¡tienen de todo!

Espero que os guste el look. ¡Que tengáis buen día!

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Lifestyle, Look of the day, travels, viajes

La_Mamounia

Marrakech está siendo uno de los destinos más visitados últimamente. Instagram está lleno de fotos de gente que elige Marruecos como destino para pasar sus vacaciones. Los vuelos están genial de precio y el encanto y la magia de cada uno de sus rincones convierten este lugar en una parada obligatoria para todos los que disfrutamos conociendo diferentes culturas.

Hace unas semanas fui con mis amigas Sara y Lorena a Marrakech, estuvimos cuatro días y nos dio tiempo a hacer muchísimas cosas. Nos quedó alguna pendiente, como la excursión al desierto, pero así ya tenemos la excusa perfecta para volver.

Nos alojamos en Riad Mur Akush, situado en la Medina y al que se puede acceder en coche teniendo que caminar solo unos 2 ó 3 minutos. El trato fue excepcional y las habitaciones y vistas estaban genial.

En los días que estuvimos allí aprovechamos para visitar el Zoco y hacer compras, es imposible resistirse a sus alfombras, lámparas, té, especias y todos sus productos típicos. Antes de comprar, regatead y nunca paguéis más de la mitad de lo que os han pedido inicialmente por el producto, siempre siendo amables y sonriendo, para ellos es su forma de negocio habitual.

Los Jardines Majorelle, propiedad de Yves Saint Laurent y reformados por el diseñador son otra de las paradas obligatorias junto al Palacio Bahia y el Badi, que se encuentra totalmente en ruinas.

La plaza de Jamaa el Fna es la plaza central de Marrakech. Allí podréis encontrar desde personas que hacen tatuajes de henna a otras que venden dentaduras, domadores de monos y hasta encantadores de serpientes. Es súper normal que los marroquíes se acerquen al turista y que quieran hablar con él, llevarle a un bar, a la calle a la que quiere llegar si le ven perdido o simplemente hacerle fotos. Nuestro consejo es que si estáis perdidos y queréis llegar a un destino, preguntad a las personas de los negocios, os indicarán y no podrán salir para acompañaros, por lo que no os pedirán dinero al final de trayecto.

Algunos de los restaurantes que visitamos y que más nos gustaron son Café Clock, Le Foundouk y Un Dejenuner a Marrakech.

Para terminar nuestro viaje hicimos una excursión a las Cascadas de Ouzoud, a unas tres horas de Marrakech. Está bien, pero yo no lo repetiría, se pierden mucho tiempo en el viaje y a no ser que se vayan más días, se puede suprimir.

Espero que os guste esta mini guía y cualquier duda os responderé encantada.

¡El jueves nos volvemos a ver por aquí!

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Lifestyle, Look of the day, travels, viajes

Azotea_Hotel_Ercilla

La semana pasada, como os comenté en el post anterior y en las redes sociales, estuve en Bilbao con una firma de moda. Un día no era suficiente para disfrutar de esa maravillosa ciudad así que decidí quedarme con mi amiga Ana todo el fin de semana en la que sin duda, será mi casa en Bilbao a partir de ahora.

Nos alojamos en el Hotel Ercilla, las vistas desde la terraza son increíbles. El brunch es de los más buenos que he tomado y el trato es inmejorable. Era el sitio perfecto para relajarnos después de recorrer toda la ciudad. En un día pudimos ver el Guggenheim, La Alhóndiga, el parque de Doña Casilda, la Catedral de Santiago… y disfrutar de la gastronomía del norte, irnos de tapas, de tiendas y empaparnos de la magia de Bilbao.

Para estos días me estrené dos prendas, mi camiseta gris con mangas de volantes de La Couronne, que combiné con los zapatos agotadísimos de Zara que han salido publicados en casi todas las revistas y que tenéis a la venta en mi armario de Chicfy; y el bolso de Priscila Welter, me encanta su estilo boho y la forma de bombonera, es súper cómodo y perfecto para llevar todo lo necesario para un día de turismo por Bilbao, con la bomber larga de Primark en tono caqui que me dejó mi amiga Ana.

Espero que os guste y que tengáis buen día.

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Lifestyle, Look of the day, viajes

Processed with VSCO with a5 preset

La semana pasada disfruté de unos días de desconexión en The Riad, un hotel de Tarifa lleno de magia y ese relax que tanto necesitaba.

¿Qué le pedís a un viaje? Yo normalmente busco sitios que aún no haya visitado, con encanto, buen tiempo y playa. Para mí es la combinación perfecta. Además, siempre que viajo intento buscar hoteles que estén céntricos, sean bonitos y que tengan un precio asequible. Si además podemos viajar a un Riad sin salir de la península, ¿qué más podemos pedir?

Una de las cosas que más me relaja, además de la música y el mar, es ver atardecer una ciudad. Disfrutar de una puesta de sol con buenas vistas es un regalo de la naturaleza diario del que pude disfrutar estos días en Cádiz. Este hotel tiene una azotea desde la que se ve Tarifa y en la que aproveché para hacerme algunas de las fotos que veis aquí.

Durante los días que estuvimos en Tarifa hizo buen tiempo, tanto que fue imposible hacer windsurf por falta de viento. Hicimos SUP. Bueno, yo lo intenté y lo único que conseguí fue revolcarme en el agua y la arena, así que me he prometido repetir pronto para aprender.

El el hotel disfrutamos de un tratamiento Hamman. No sabía en qué consistía hasta que llegué allí. Se trata de un baño árabe de vapor que incluye la exfoliación del cuerpo, super relajante y que te deja la piel perfecta.

Como no fuimos en temporada muchas escuelas de surf estaban aún cerradas y muchos de los restaurantes que me habían recomendado también. Me ha encantado conocer Tarifa en un momento en el que no esta lleno de turistas pero sigue habiendo ambiente y ese encanto que nunca pierde. ¡Ojalá pueda repetir el año que viene!

Un beso grande a todos y gracias por leerme. Espero que os gusten las fotos. :)

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Lifestyle, Look of the day, travels, viajes

Processed with VSCO with a5 preset

Llevo un mes sin publicar en el blog porque he estado en Cuba, sin internet y disfrutando de cada segundo. Han sido 15 días increíbles en compañía de Nadine, una de mis mejores amigas, que vive en Berlín. Visitamos Varadero, La Habana y Trinidad. ¿Queréis saber más? ¿Estáis planeando un viaje a Cuba? Seguid leyendo y atentos a mi canal de YouTube porque estoy preparando un vídeo contando mi experiencia en Cuba.

El día 15 de enero volé a Colonia (Alemania) para reunirme con mi amiga Nadine. Desde allí cogimos un vuelo a Cuba y llegamos el día 16 al aeropuerto de Varadero. Queríamos vivir la experiencia al máximo, relacionarnos con la gente, visitar los sitios más frecuentados por los cubanos y nos negamos a visitar Cuba alojadas en un hotel. Nos quedamos en sus casas y allí ellos nos contaron sus experiencias, algunas cosas las sabíamos, pero vivirlo es diferente, es imposible no emocionarse con sus historias. El día que llegamos me hicieron un interrogatorio y tardé unos 20 minutos en poder pasar a Cuba ya que les parecía extraño que una española volase desde Alemania. Todo extranjero (turista o no) es considerado como “espía extranjero”, y así se le trata, también es su bien más preciado y la seguridad y la amabilidad está asegurada. 

Una de las cosas que más nos llamó la atención fue que el sueldo de los cubanos que trabajan para el Estado es bajísimo, debido al bloqueo los productos tienen unos precios muy elevados y les es prácticamente imposible comprar cosas por dos motivos: los supermercados y las tiendas están prácticamente vacías y si llegan a encontrar el producto su precio es muy elevado. Por este motivo, muchos cubanos han montado sus propios negocios, algo impensable en un sistema comunista, pero que ha tenido que hacerse para que la gente pueda ganar un salario con el que sobrevivir. Sí, todos tienen derecho a casa, sanidad y educación, pero cobran un sueldo bajísimo en CUP, moneda que no pueden convertir, no pueden salir de su país, por ese motivo muchos mueren en el mar intentando escapar. El precio de una camiseta es el sueldo de dos meses de una persona que trabaje para el estado, un bote de mermelada el sueldo de medio mes… Nosotras nos quedamos en sus casas y pagamos con CUC, moneda que sí es convertible. Un taxista puede ganar en un día lo que gana un médico en un mes. Hay médicos, profesores… que por la noche son taxistas, sino no llegarían a fin de mes. Pero no os penseis que un taxista lo tiene fácil, además de haber muchísima corrupción y un mercado clandestino de piezas y accesorios, llegan a pagar sobornos y unas tarifas muy elevadas por conducir el almendrón. Hay policía en cada esquina, por eso también hay tanta seguridad y a la vez falta de libertad de expresión. Es una situación muy complicada.

Este viaje ha estado lleno de sensaciones que os contaré con más detalle en el video. Si viajáis a Cuba llevad medicinas y cosas básicas que ellos no consiguen. Yo llegué con dos maletas, volví con una…

La Habana es una ciudad maravillosa, llena de color, de alegría, de gente que sonríe y siempre quiere conversar. Cuba es un paraíso para el turista: playa, música, buen tiempo, gente encantadora… pero es una cárcel para el cubano. Conocí a personas que se me sinceraron, que me contaron su situación y que cada día se preguntan “¿cuándo podré salir de aquí?”. Un cubano al que estoy segura de que con el tiempo le irá muy bien me dijo: “En un sistema capitalista, si te sabes mover, si eres espabilado, aunque haya muchas piedras en el camino, puedes lograr que te vaya bien. En nuestro sistema nos queda resignarnos. Es perfecto para una persona conformista, pero para una persona ambiciosa como yo con mil sueños y que me apasiona el arte y me encantaría vivir de él, es una cárcel”.

Pronto os contaré más y os enseñaré más fotos. Cuba es un destino obligatorio que te hace abrir los ojos y darte cuenta de lo afortunado que eres solamente por ser libre.

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Collaborations, Look of the day, viajes

blogger_París

Hoy os traigo un post muy especial, que estaba deseando enseñaros: el viaje que hice a finales de mayo a París con La Redoute. A partir de ahora veréis como publico cada vez más ropa de esta firma francesa, ya que desde hace unos meses soy embajadora junto a la preciosa Paula, del blog Amarás La Moda, con la que disfruté de este maravilloso viaje en el que lo pasamos en grande descubriendo los rincones más bonitos de la capital francesa y la nueva colección que La Redoute tiene preparada para este otoño-invierno.

Nada más llegar a París fuimos al hotel a dejar las cosas donde nos juntamos con Jemi y Manu de La Redoute, a los que estoy infinitamente agradecida por haber confiando en mí, Álvaro, redactor de Vogue y Rebeca, del blog A Trendy Life. La magia fluyó desde el minuto cero y si a un viaje de ocio y moda le añades el buen ambiente que había no se puede pedir nada más.

Fuimos a recorrer París con nuestros looks de La Redoute y a fotografiarlos al lado de la Torre Eiffel y del Palacio Real, situado en el centro de París, súper cerca del Louvre, que tiene unos jardines preciosos abiertos al público. Para ese día escogí calzado plano. Aunque soy una gran fan de los tacones, para hacer turismo preferí calzado cómodo y de última tendencia, los zapatos tipo derbies en color blanco de R Studio, perfectos para caminar horas sin cansarte ni perder ese toque romántico de la moda parisina. También llevé una bomber, que está tan de moda, de la colección de niños. Sí, es lo que tiene ser pequeñita, que me sirve lo de adultos y las tallas grandes de niño.

Si pensamos en el estilo parisino, seguro que lo primero que se os viene a la mente son un trench (que me puse el segundo día) y una camiseta de rayas marineras, que llevé el primero. ¡No podían faltar en mi look de streetstyle!

Acabamos el día cenando en un restaurante, como dirían en París, Très Chic, y sonriendo pensando en lo vivido y lo que nos esperaría al día siguiente… Que os contaré en unos días con un vídeo. Sí, ¡me lanzo a Youtube!

Espero que os guste tanto como a mí. Por cierto, si queréis comprar algo, ¡La Redoute tiene una promoción con la que no pagas hasta el 4 de octubre! Un beso enorme a todos y en especial al equipazo de La Redoute :)

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Look of the day, travels, viajes

acosta_bolsos

¡Feliz día! ¿Qué tal estáis? Yo muy bien, recordando con una sonrisa lo bien que lo pasé en Granada. Llegué el viernes por la tarde y estuve hasta el domingo por la mañana. En ese tiempo me recorrí la ciudad y disfruté de la maravillosa boda de mis amigos, de la que pronto os enseñaré fotos. Es una ciudad preciosa, llena de encanto, que pude ver en dos días gracias a la buena ubicación del Hostal, ¡estaba al lado de todo y con unas vistas increíbles desde la habitación!

Siempre que viajo, lo primero que miro a la hora de buscar alojamiento es la ubicación. Por eso me quedé en el Hostal AMC de Granada, un edificio histórico de principios del siglo XX, en pleno centro de la ciudad. Si visitáis Granada es totalmente recomendable. Seguido leyendo y podréis ver las fotos que hice desde la habitación del hotel, estaba al lado del Paseo de los Tristes, del Albaicín y con vistas a Plaza Nueva. Tendré que volver pronto, no tuve tiempo para visitar La Alhambra. Seguro que repetiré hotel, ¡totalmente recomendable!

En las fotos llevo uno de mis bolsos preferidos, Acosta. Lo seguiréis viendo en posteriores posts porque últimamente no me lo quito, es súper cómodo y la calidad es buenísima. Si os gusta, ¡aprovechad! Hasta el 19 de junio tenéis descuento.

Un beso enorme y atentos al blog que pronto os enseñaré el vestido que llevé a la boda y sé que os encantará.

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter