Lifestyle

¡¡Qué necesario es el entretenimiento!! Gracias a los escritores, músicos, actores y demás artistas, esta cuarentena la podemos llevar un poco mejor. Sobre todo los que estamos solos. No me quiero imaginar cómo sería sin libros ni música.

Este 23 de abril será recordado como aquel día en el que pudimos leer todo lo que quisimos. Quizá con más tiempo libre que nunca. Al menos los que tenemos la suerte de estar sanos y en nuestras casas. O ese día en el que Ig se llenó de directos de los escritores. Porque vivimos en una época en la que la tecnología nos facilita el estar conectados.

Pero también será recordado como ese día del libro en el que no nos pudimos perder en las librerías ni pasear por las casetas del Retiro. Hablar con nuestros escritores favoritos. O simplemente tirarnos en el parque a disfrutar de esa novela mientras la gente hace colas esperando a que le firmen su libro. Al menos no hasta octubre de este año. Este Saint Jordi no será ese día en el que salimos de casa buscando la portada bonita que nos llama la atención y nos sugiere que devoremos el interior. Ni tampoco ese día que lleguemos a casa con esa novela que nos hará vivir aventuras y nos hará evadirnos de la pesadilla que estamos viviendo. Al menos durante unos días. Tampoco como ese día en el que regalemos un libro a esa persona que tanto queremos.

Pero sí es un buen día para recomendar libros. Para apuntarse en la wish list aquellas novelas que queremos leer cuando todo esto pase y comprarlas en la librería de nuestro barrio. O para elegir cuál queremos regalar a esa persona que tantas ganas tenemos de abrazar.

Espero que os guste mi recomendación de los cinco libros que he leído estos últimos años y más me han gustado. Quizá alguno os interese y también lo añadáis a vuestra lista.

libros_que_hay_que_leer

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Lifestyle

Nos pasamos la vida planeando futuros hipotéticos e imaginando cómo nos veremos en 10, 20, 30 años… Y la realidad es que lo único que tenemos es aquí y ahora.

Siempre que me han preguntado cómo me veo en unos años mi respuesta es, siendo feliz, luchando por las cosas que quiero. Pero no sé dónde viviré, si tendré hijos o no… No tengo nada de eso claro.

Y es que quizá mañana te despiertas y de un plumazo todo es diferente. No sabemos qué día todo cambiará. Creo que todos nos acostumbramos rápido a lo bueno tendiendo a olvidar. Los que hoy están arriba puede que mañana estén abajo y al revés. Por eso, vivamos el día a día. Siempre. Luchemos por lo que queremos, pero sin olvidar de dónde venimos.

Hace unos meses planeaba un viaje con una de mis mejores amigas, ya teníamos todo organizado. Pero poco antes, llegó el Coronavirus. Que por mucho que nos hubiesen advertido, creíamos que no nos pasaría. Esa manía que tenemos de creer que nunca nos pasará nada.

Me escribió por Ig una chica de Irán advirtiéndome de que si había llegado el Coronavirus a mi ciudad, tuviese mucho cuidado. Sería febrero. Se lo agradecí infinitamente, pero volví a caer en esa creencia irracional de que lo que pasa lejos no tiene por qué afectarnos. Ahora mismo, que tenemos todos los medios y toda la tecnología a nuestro alcance para no ser consumidores pasivos de información, no lo vimos venir.

Y aquí estamos, a mediados de abril, confinados en nuestras casas y agradeciendo diariamente a las 20:00h a todos los sanitarios y demás personal, que están ahí por nosotros, arriesgando su salud por acabar con el enemigo lo antes posible.

Hace tiempo leí “Ensayo sobre la ceguera” de José Saramago. Tengo pendiente “La Peste” de Albert Camus, que he visto que la gente lo relacionaba también con lo que está pasando ahora. Os hablaré del primero, de esa ficción que no nos aleja tanto de la realidad que estamos viviendo y cómo situaciones extremas pueden sacar lo mejor o lo peor de cada uno. ¿Pero sacan eso o sacan cómo somos realmente? En otro libro que leí hace tiempo, “El Ruiseñor” de Kristin Hannah, decía que en el amor descubrimos quiénes queremos ser y en la guerra, quiénes somos realmente. Creo más en lo segundo, que esto muestra cómo somos realmente. El que es bueno, lo demuestra porque puede ayudar de verdad. Pero ante la ansiedad que puede provocar esta situación, hay quien demuestra la clase de persona que es, que prefiere la economía arriesgando la salud de nuestros ancianos; o que dice a sus vecinos o compañeros de piso, que están ahí trabajando por nosotros, que se larguen de sus casas; o que simplemente no ve la solidaridad de los demás y solo piensa en sí mismo… A esa gente, cuando todo vaya bien y dé lecciones de moralidad, todos sabemos lo bien que se nos da ser jueces a través de las redes sociales y decir qué está bien y cómo deben actuar los demás. Yo a esa gente no la quiero cerca.

El otro día me preguntaban cosas positivas del coronavirus. Me parece un insulto que yo pueda hablar de algo positivo a alguien que está realmente mal. Decirle a un padre o madre de familia que ha perdido el empleo que el planeta está mejor. Decirle a una persona que ha perdido a sus familiares por Coronavirus que somos más humanos (algunos). Decirle a un sanitario que está agotado de ver cómo mueren personas cada día que hay delfines en Venecia. Decirle a esa persona enferma que gracias a esto muchas empresas verán que el teletrabajo es posible. Es cierto que en este mar de nubes negras, los que nos encontramos en nuestra casa con nuestros familiares bien y llegando a fin de mes, podemos ver cosas positivas. Pero a nivel personal. Nada más.

Esta cuarentena me está haciendo reflexionar. Y por eso he acabado aquí, actualizando el blog y compartiendo mis pensamientos con vosotros.

Nos veremos estos días por aquí.

Cuidaos mucho por favor y quedaos en casa.

 

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Lifestyle

Germinal_crema_día

Desde pequenita me aplico cremas, es uno de los secretos de belleza que aprendí de mi madre. Me encanta investigar, descubrir nuevas marcas, ir cambiando mi rutina de belleza en función de las necesidades de mi piel y contároslo. Desde hace un tiempo estoy usando las cremas y ampollas de Germinal.

Concretamente, he empezado a probar las ampollas Germinal Acción Profunda Antioxidante. Este pack está genial porque valen tanto para el día como para la noche, y desde que las uso, noto la piel más iluminada. También son perfectas para reducir las manchas, que por ahora tengo la suerte de no tener, y  previenen el envejecimiento cutáneo. Además, y esto me parece muy importante, contienen factor de protección 30, ya que protegernos la piel del sol es el mejor tratamiento de belleza que podemos hacer. Os dejo el link a las ampollas de Germinal Acción Profunda Antioxidante con Redotioxil ® donde podéis ver todas las características, principios activos y propiedades.

Este tratamiento lo complemento con dos cremas: Germinal Essential Hidraplus, para el día, con factor de protección 30. Con ácido hialurónico, protege hidratando desde el interior y reduciendo el tamaño del poro. También proporciona un efecto escudo frente a la polución, perfecto para los que vivimos en ciudades grandes ya que la contaminación afecta mucho a nuestra piel.

Para la noche estoy usando la crema, Germinal Essential Nutriplus, con células madre de manzana, estimula la producción de colágeno ayudando a recuperar la firmeza de la piel mientras dormimos, disminuyendo los signos del envejecimiento.

¿A vosotros también os gusta cuidar la piel? Antes solo usaba crema hidratante de día, pero desde hace años he incluido todos los pasos en mi rutina y noto mi piel mucho más iluminada, hidratada y tersa: tanto mañana como noche me aplico tónico, ampollas, contorno de ojos, y cremas. Mi piel lo agradece y se nota. Una vez a la semana me aplico mascarilla. Y siempre, siempre, me desmaquillo. ¿Me contáis vuestros secretos de belleza?

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

travels

Instagramers en Disneyland Paris

¡¡Qué fácil es sentirse como una niña en Disneyland París y enamorarte de cada rincón de la capital francesa!!

La semana pasada tuve la suerte de poder disfrutar de dos días en este mundo de enseño, de soñar despierta y ver cómo la magia de Disney impresiona a niños y adultos. La puesta en escena del desfile de carrozas, los trajes y el maquillaje de los personajes, las atracciones y espectáculos, en especial el de luces, hacen que tengas la sonrisa en la cara durante todo el día.

Después de un fin de semana rodeada de personajes Disney, nos fuimos a descansar a un hotel del centro de París. La noche del domingo salimos a cenar a un bar con música en directo y después a dar un paseo por Notre Dame. El lunes, que era nuestro último día en la capital francesa, lo aprovechamos para ver lo máximo posible. Para descansar y reponer fuerzas nos alojamos en Chouette Hotel, un hotel ubicado en el centro de París, entre el centro de exposiciones en Porte de Versailles y la Torre Eiffel. El personal era encantador y, sin duda, volveré a dormir allí. Por si os interesa, os dejo el link directo al perfil de Instagram del hotel, su canal de YouTube y a su página de Facebook. Por el día visitamos el monumento parisino más alto de la capital y el cementerio de Pére Lachaise, donde están Chopin, Edith Piaf, Jim Morrison… Comimos en los alrededores y no nos dio tiempo a nada más, ya que por la tarde salía nuestro vuelo.

Tenemos París tan cerca que no hay excusa para no visitarla, tiene un encanto especial. Ésta es la tercera vez que voy y ya estoy deseando volver, recorrer sus calles y perderme por ellas, visitar tiendas vintage y de música, disfrutar de sus crepes, ir al mercado de las pulgas y sentarme en una terraza a tomar café con macarons.

¿Qué me recomendáis no perderme en París?

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Lifestyle

Antes disparábamos y subíamos directamente la foto a nuestras redes sociales. Ahora y cada día más, nos preocupamos por conseguir armonía en el feed de Instagram. Por editar las fotos de la mejor manera posible. Por mostrar en esa pequeña ventana digital nuestras mejores instantáneas. Es por eso que cada vez hay más descargas de aplicaciones que nos ayudan a editar las fotografías, como VSCO Cam, Spanseed, Afterlight…

Desde que me dedico a esto intento hacer cada día mi trabajo lo mejor posible. Primero me apunté a clases de edición de fotografías con Lightroom, tuve una profesora particular y finalmente he creado unos presets para que cualquiera pueda editarlas como yo. Utilizando el programa de ordenador Lightroom o la app móvil gratuita. Es súper sencillo e intuitivo y en tan solo unos pasos puedes conseguir que todas tus fotografías tengan el mismo estilo.

Me encantan los tonos claros, las fotografías con mucha luz y cálidas, y este filtro es perfecto para ello. También consigue que zonas oscuras o que no se ven bien, destaquen al aplicarles el preset. Aquí podéis ver el antes y el después de algunas de mis fotografías. En Instagram tenéis el resultado final del resto.

Desde hace unos meses ya podéis descargarlo en esta web de venta. Si compráis el preset de la app gratuita Lightroom para móvil, al descargarlo viene con unas instrucciones. Si optáis por el de ordenador, tenéis este vídeo que he subido a YouTube en el que os explico cómo editar las fotografías con el programa de ordenador Lightroom.

Os recomiendo también la app UNUM. Ahí veo cómo quedan las fotos en el feed de Instagram y subo o bajo la temperatura para conseguir la mayor homogeneidad posible.

Cualquier duda que tengáis decidme y, si puedo, os ayudaré encantada.

Gracias por estar ahí.

Cómo_editan_las_influencers_sus_fotos Cómo_editar_fotos Editar_con_lightroom

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Look of the day

Joyas_cruz_y_mano_de_fátima

¡¡Feliz 2019!!

Desde hace tiempo me propuse no hacer lista de propósitos al empezar el año. Cada vez que quiero algo, me lo pongo como objetivo y voy a por ello, sea 1 de enero, de marzo o 20 de abril.

Por eso en el post de hoy no os voy a compartir una lista de qué haré en el 2019, pero sí qué he pedido a sus Majestades de Oriente, que ya están a la vuelta de la esquina.

He venido a pasar estas fiestas a Oviedo, con mi familia. Cada año dejo la carta a los Reyes Magos para el último día. Y este 2019 no iba a ser menos. Aquí estoy, a día 3 de enero, compartiendo con vosotros mis deseos para el 6 de enero y dándoos ideas a todos los procrastinadores que aún no tengáis muy claro qué queréis o qué regalar.

Llevo años prefiriendo la calidad a la cantidad, piezas que me puedan acompañar a lo largo de los años, un buen bolso, unos buenos zapatos…

Una de mis últimas adquisiciones son las joyas de plata de Thomas Sabo. Se han convertido en mis favoritas.

Me parecen llamativas y especiales. Perfectas para regalar o para darse un capricho. Pequeños tesoros que nos acompañarán siempre. Los colgantes de cruz y de la mano de Fátima, adornada con circonitas; acaparaban todo el protagonismo, no hizo falta ningún complemento más. Para la cruz escogí una cadena, que en la web podéis completar con infinidad de charms. Para la mano de Fátima prefería una gargantilla de terciopelo negro, que até con forma de lazo.

En mi carta solo he añadido tres cosas más, las joyas, que eran lo que más quería, ya las tengo.

He pedido una funda para mi cámara de fotos, un sombrero blanco y que el 2019 sea tan maravilloso como el año anterior.

¿Me contáis qué habéis pedido vosotros?

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

travels, viajes

Hace unos meses no sabía situar Belice en el mapa, el país que visité en noviembre de este 2018. ¡Y ahora necesito compartir este destino de ensueño con todos vosotros! El paraíso que poca gente conoce.

Aún recuerdo cuando les comenté a mis amigas y familia que me iba de viaje doce días a Belize, América Central. Muchos de ellos me preguntaban dónde estaba, por no decir todos. Me siento súper afortunada de haber vivido esta experiencia, haber descubierto cada rincón de este mágico país y ahora poder compartirlo con todos vosotros.

Primero quiero que lo situéis en el mapa y sepáis el tiempo que hace allí. Después, os invito a que lo recorráis conmigo. Porque estoy segura de que después de leer el post, formará parte de vuestra lista de destinos pendientes.

Belize se encuentra en Centroamérica. Limita con México y Guatemala. Separado de Honduras por el golfo homónimo. Y bañado por el mar Caribe. Cuenta con infinidad de cayos, pequeñas islas con arrecifes de coral.  ¡¡Un paraíso!!

Los que me seguís en redes habréis visto ya algunas de las fotos que he ido subiendo. Durante mis días en Belize, grabé vídeos y fui apuntando todos los datos interesantes, que era prácticamente todo, para que no se me olvidase nada. Y así puedo responder a todas vuestras preguntas y compartir esta guía de viaje y próximos vídeos que veréis en mi canal de YouTube.

Que sea un gran desconocido para muchos, juega un papel fundamental en su encanto. ¡¡No es posible explicar lo maravilloso que es disfrutar de la arqueología maya sola, bañarme con delfines, hacer snorkel entre los arrecifes de coral y visitar un país que no está lleno de turistas!!

Nuestro viaje fue del 5 al 17 de noviembre. Antes de viajar, miré qué tiempo haría en el destino para así llevar ropa acorde. Ponía que llovería. ¡Se me olvidó el paraguas y no me hizo falta! A pesar de ir en temporada de lluvias, hizo sol a diario, calor, unos 30º, y solo llovió dos días por la noche, mientras dormíamos. El clima de Belize es tropical, cálido y húmedo. La temporada seca, y quizá la mejor para visitarlo, es de enero a mayo. ¡Una buena excusa para huir del invierno y disfrutar de los días tumbado al sol o haciendo múltiples actividades!

Belize es el destino perfecto si te gustan las vacaciones de aventura, las vacaciones de sol y playa o culturales. Te aconsejo que vayas un mínimo de ocho días y elijas qué actividades son las que más te gustaría hacer. Al ser un país pequeño se recorre fácilmente. Pero tiene tanto que ofrecer, que si quieres conocerlo a fondo, necesitas estar una semana mínimo.

En los doce días que estuvimos allí descubrimos rincones maravillosos y vivimos experiencias de una manera mucho más personal, sin estar rodeados de masas. ¿Quieres saber dónde alojarte, qué ver, las mejores playas y cómo reservarlo todo? Sigue leyendo.

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter